Íntimo Gehring

[image_frame style=»framed_shadow» align=»center» height=»324″ width=»648″ prettyphoto=»false» link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/Paul-Gehring-entrevista-Sergi1.jpg[/image_frame]

Holandés de nacimiento y
catalán de adopción, capaz de dar cursos en siete idiomas, Paul Gehring es uno de los formadores más aclamados en toda Europa.

Sergi Bancells

Nacido en un pequeño pueblo holandés cerca de la frontera alemana, Paul Gehring lleva más de la mitad de su vida instalado en la costa del Maresme, al norte de Barcelona. Auténtico producto ‘Made in Europe’, Gehring es un apasionado de la formación que es capaz de impartir sus exitosos cursos hasta en siete idiomas diferentes.

Entre viaje y viaje, nos encontramos en una bella taberna japonesa en el centro de la Ciudad Condal, antes de que vuelva a hacer las maletas en dirección a Alemania.

En el principio, fue Barcelona. ¿Por qué?

Bueno, yo estaba trabajando en un prestigioso salón de la ciudad alemana de Düsseldorf. Corrían los años 80, yo era joven y veía pasar la vida a través del escaparate del salón, situado en una de las calles más famosas de la ciudad.

[image_frame style=»framed_shadow» align=»left» height=»397″ width=»290″ prettyphoto=»false» link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/Paul-Gehring-entrevista-Sergi-Bancells-2.jpg[/image_frame]

Me sentía encerrado en una jaula de oro y tenía la necesidad de escapar. Entonces un amigo mío que estaba con una chica catalana me dijo ‘Paul, ¿por qué no te vienes a Barcelona?’ Me ganaba bien la vida y mi jefe estaba perplejo: ‘No me digas que vas a cambiar tu sueldo en marcos alemanes por pesetas’. Pero lo dejé todo, hice las maletas y me fui… y al final, ¡acabé casándome y divorciándome de la chica de mi amigo! (Risas)

¿Cómo fueron tus inicios como profesional
en Catalunya?

No conocía a nadie, así que al principio me instalé en Calella, un pueblo precioso de la costa barcelonesa donde llegaban miles de turistas.
Un día, leyendo el periódico, vi una entrevista con Lluís Llongueras en que se leía ‘desde su residencia de verano en Arenys de Mar’. Calella y Arenys están muy cerca, así que pensé en ir a verlo. Fue muy divertido. Iba calle por calle preguntando a la gente ‘perdone, ¿sabe dónde vive Llongueras?’… hasta que encontré su casa y llamé al timbre. Lluís accedió a verme y quise mostrarle un vídeo que yo llevaba de mi trabajo como formador en Alemania. No sé si le gustó mucho, pero me dijo ‘la música es muy buena’ (Risas)… y aquel fue el inicio de una larga relación profesional que duró años.

¿Qué fue lo mejor de tu etapa en Llongueras?

Me prepararon para convertirme en profesor de su Instituto. Aprendí muchísimo y viajé por toda España como formador, descubriendo un país maravilloso. Fue una magnífica etapa de mi vida. También estuve un año en Italia trabajando como formador Llongueras. Desde aquel día que nos conocimos en Arenys, ya nunca volví a trabajar en un salón. Lo mío era –y es– la formación.

“Me interesa la peluquería pensada para conquistar al cliente real”

 

 

[image_frame style=»framed_shadow» align=»center» height=»432″ width=»648″ prettyphoto=»false» link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/Paul-Gehring-Bohemian-Femme-Business-Woman-A_7255651.jpg[/image_frame]

Al son de los tambores

“Sin música, yo no trabajo”,
afirma Paul Gehring, cuya evolución como persona y como profesional no se entendería sin la música que siempre le acompaña. “Hay gente que se queda siempre con la música que escuchaba en su juventud, se cierra a las cosas nuevas, argumentando que aquello de antes ‘sí que era bueno’… Yo, sin embargo, utilizo la música para evolucionar: siempre quiero escuchar cosas nuevas, del mismo modo que quiero descubrir restaurantes nuevos, lugares nuevos, libros nuevos… No hay otro modo de estar siempre al día y no quedarse anclado en tu propio pasado.”

¿Con qué ojos ve la peluquería Paul Gehring?

Yo entiendo que la peluquería debe tener un sentido. Y su sentido es pensar siempre en el cliente final. En sus necesidades y sus aspiracio-nes. He estado en muchos eventos, certámenes y formaciones que lo que presentan es peluquería para peluqueros, sin tener en cuenta en si es algo útil en el mundo real o no. Y eso es algo que a mí no me interesa. No me sirve.

¿Cuál es el modelo de peluquería por la que apuestas en tus formaciones?

Por la peluquería real, por la de la calle, por la que precisamente estudia las necesidades y las aspiraciones de los clientes y aporta las respuestas adecuadas para hacer crecer el negocio de los salones. Es por ello que en nuestros cursos hablamos de fisonomía, visagismo, colorimetría… pero también de reeducar a los clientes y llevarlos más allá. Y eso se hace potenciando una buena comunicación y trabajando en reforzar la empatía con las personas.

[image_frame style=»framed_shadow» align=»right» height=»397″ width=»290″ prettyphoto=»false» link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/Paul-Gehring-entrevista-Sergi-Bancells-6.jpg[/image_frame]

Nunca antes en este sector se había insistido tanto en la importancia de la formación.

Cierto, la formación es hoy más importante que nunca. Sin embargo, aún no es suficiente. Los peluqueros a menudo estamos cerrados dentro de cuatro paredes y nos cuesta salir a buscar cosas nuevas. Hacer cursos, formaciones, seminarios… ayuda, pero hay que hacer más. Internet, por ejemplo, es una herramienta poderosísima de la que aún no se aprovechan todas las posibilidades que ofrece. Estoy hablando por ejemplo de los videos, un formato muy valioso que yo utilizo mucho y de los que hay miles en la red que nos aportan información y conocimientos… a un solo click de distancia.

¿Dónde encuentras tu inspiración a la hora de crear tus nuevas colecciones?

Hubo un tiempo en que seguíamos mucho el trabajo de los diseñadores en las pasarelas de Londres, Milán o New York. Ahora, no obstante, cada vez más nos fijamos más en lo que sucede en las calles de las grandes ciudades… al igual que hacen los propios diseñadores. Tenemos la suerte de viajar mucho: Milán, Berlín, Rio de Janeiro, Barcelona, Amsterdam… son ciudades en que puedes pulsar en la calle qué es lo que está sucediendo a nivel moda y donde puedes descubrir las tendencias que tendrán un alcance global.

“Debemos abrir la mente y aprender a mirar al cliente de otra forma”

¿Qué aspectos son los que primas por encima de otros en tus cursos?

El gusto. Enseñar a detectar las cosas que funcionan a la hora de embellecer al cliente y ofrecerle un servicio premium por encima de consideraciones técnicas. Entiéndeme, la técnica está muy bien… pero está sobrevalorada.
Al cliente lo que le importa es que su peluquero tenga gusto y sepa sacar lo mejor de su belleza personal, al mismo tiempo que con sus gestos, su manualidad y su actitud durante el servicio transmita que aquella persona que está entre sus manos es lo más importante del mundo para él en esos momentos que están juntos.

¿Y cómo se enseña algo así?

Abriendo la mente y aprendiendo a mirar a nuestros clientes de otra manera. En este sentido, una de las cosas que nos ayudan mucho, por ejemplo en un curso que llamamos ‘Best Age’, es trabajar con clientes reales en lugar de modelos: mujeres maduras con sus defectos y sus miedos reales a los que aportamos soluciones reales. Se trata de un curso que está teniendo mucho éxito y cuyos resultados –antes y después– estamos compartiendo en Facebook con un impacto fenomenal. Otra de las cosas que hacemos, sobre todo con peluqueros del norte de Europa, es traerlos a Barcelona para que aprendan a soltarse y trabajen su gestualidad. Son formaciones muy creativas en que invitamos a cocineros o ‘baila-ores’ flamencos que les enseñan a moverse de una forma diferente. ¡La comunicación corporal en el salón de peluquería es fundamental!

[image_frame style=»framed_shadow» align=»right» height=»397″ width=»290″ prettyphoto=»false»

link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/Paul-Gehring-entrevista-Sergi-Bancells-7.jpg[/image_frame]

Al mismo tiempo y tú que conoces bien la realidad europea, ¿qué crees que podríamos aprender los españoles de los países del norte?

Hablando en general, creo que ellos son más conscientes de la importancia de tener un salón en condiciones: con un buen diseño, con las mejores comodidades para el cliente, con servicios adicionales… aspectos que aquí la mayoría de peluqueros deberían trabajar más.

Recorres miles de kilómetros año tras año impartiendo cursos por todo el mundo. ¿Cómo aguanta el cuerpo?

¡No demasiado bien, la verdad! (Risas) Es curiosa la sociedad en que vivimos, donde la gente cada vez es más grande… ¡y las butacas de los aviones cada vez son más pequeñas y estrechas! Lo cierto es que trabajando casi todos los fines de semana fuera de casa, para mí es difícil cuidarme. Tras una larga jornada de trabajo puedes elegir entre ir a hacer footing o tomarte una copa de vino… y he de confesarte que, últimamente, ¡elijo una copa de vino… y dos también! (Risas)

[image_frame style=»framed_shadow» align=»right» height=»397″ width=»290″ prettyphoto=»false» link_to=»false»]https://www.paulgehring.com/wp-content/uploads/2013-R2-Spain-Intimo-Gehring-OK-1-18.jpg[/image_frame]
3 comments… add one

Leave a Comment

Pin It on Pinterest